VíCTOR SOLANAS-DIAZ “Out of Neither” – Del 22 de febrero al 13 de marzo de 2018 SALA C

Sala C. Del 22 de febrero al 13 de marzo de 2018.

VICTOR SOLANAS-DIAZ Out of Neither”   

 

Artista nacido en Tolosa (Guipúzkoa), es Doctor en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca y ha realizado también estudios musicales de Piano y Composición en el Conservatorio de dicha ciudad. Solanas-Díaz ha sido becado por instituciones como la Casa de Velázquez (Madrid), la Fundación Bilbao Arte, la Fundación Uncastillo (Zaragoza), la Universidad de Salamanca o la  Diputación Provincial de Zaragoza. Su obra ha sido seleccionada en más de un centenar de premios y certámenes de artes plásticas, figurando en un gran número de publicaciones y colecciones, y ha participado en ferias de arte contemporáneo a nivel nacional como  Arco, JustMad, Room Art Fair o GetxoArte.

El proyecto NEITHER consiste en una investigación sobre los patrones compositivos que se pueden realizar con cinta señalizadora adhesiva de diagonales amarillas y negras. Estos patrones son posteriormente introducidos en diferentes intervenciones artísticas realizadas en espacios y arquitecturas cuyo objetivo final es la transformación del espacio mediante efectos ópticos de distorsión y cinetismo.

NEITHER consta de dos partes: la primera está compuesta por una serie de piezas bidimensionales de 100 x 100 cm en las que se muestran las estructuras compositivas o “referentes” que se han creado previamente a modo de estudios analíticos; la segunda está planteada como una intervención artística generada con las estructuras y patrones compositivos tomados de las piezas de 100 x 100 cm.

Las franjas diagonales amarillas y negras son los elementos básicos de la obra: generan la forma, el color y la textura y son tomados como píxeles que se combinan mediante un sistema binario sencillo que se torna complejo desde el momento en que se aplican direccionamientos vectoriales y distintas fórmulas matemáticas para crear efectos de torsión y movimiento. Este efecto pixelado, ejemplo de precisión y rigor, origina formas cercanas al Op-art que obligan al espectador a releer el espacio continuamente y cuestionarse la realidad física de su entorno y su relación con ella.