Marina Olalla “Por los silos de los silos”. Del 24 de septiembre al 13 de octubre de 2020. Sala C VERDE

Marina Olalla “Por los silos de los silos”.

Del 24 de septiembre al 13 de octubre de 2020.

Sala C VERDE

Marina Olalla

Nace en Madrid, inicia su formación artística en la isla de la Gomera con el pintor-grabador Guido Kolistcher, realiza estudios en diferentes talleres, Círculo de Bellas Artes, Taller del Prado, estudio de Jorge Ludueña, Taller de calcografía de Britta Print.

“Por los silos de los silos” es un viaje con muchas paradas al que nos lleva Marina Olalla a recorrer, vivir, explorar y experimentar. Y en el que da gusto perderse.

“Figuras imponentes, inquietantes, vacías de función primaria y habitadas por un cúmulo de conexiones, ensamblajes e hibridaciones que dan un nuevo sentido a su ser.

Los silos se presentan en la obra de Marina Olalla como una redención de en sí mismos. Testigos mudos del paso del tiempo, como guardianes gigantes que velan por el bienestar de aquellos que les construyeron y ya no están. Solitarios renacen, se reconstruyen, se vacían y se llenan, conectan, evolucionan y revolucionan entre óleos, tintas, collage o grafito.

A través de cada una de las técnicas que emplea, es posible ver en estas piezas esa revolución de energía y fuerza que, desde un interior aparentemente calmado y atemporal, se proyecta fuera del soporte, desvelando capa a capa entre negros, grises un mundo jamás imaginado y que sin estridencias se descubre ante quien se detiene a observar.

Este trabajo es el resultado de años de exploración, en los que Marina no solo da un nuevo sentido a los silos, sino que muestra, en un sentido más directo y rotundo, sus reflexiones en torno a las conexiones y cambios que se experimentan en el transcurso de la vida.

Por silos de los silos son un manifiesto, una profunda reflexión que parte del asombro y fascinación que producen estas construcciones que, jugando con las palabras, se presentan eternos, como si siempre hubieran estado allí y nunca se fueran a ir.

Estoicos, se mantienen firmes, resguardando en su interior promesas de bienestar y abundancia, frente a un mundo que se transforma a su alrededor.

Demoliciones, cambios, ciclos, vida y muerte los rodean, y ellos se quiebran, se fragmentan y multiplican. Pero no dejan de ser, al contrario, en sus múltiples transformaciones su esencia es fortalecida y reafirmada. Marina integra en estas piezas sus vivencias.

Desde una mirada analítica y apasionada, logra extraer de otros recuerdos y vivencias fragmentos que integra a los silos para dar un nuevo sentido a cada uno de ellos.

Detalles y fragmentos, que componen nuevos seres que hablan en su silencio de una nueva naturaleza, de una humanidad crítica que incluso saluda a su futuro y le pregunta si está bien.