JERÓNIMO MAYA «La inevitabilidad de la forma» Del 17 de octubre al 5 de noviembre de 2019. SALA C

JERÓNIMO MAYA «La inevitabilidad de la forma»

Del 17 de octubre al 5 de noviembre de 2019. SALA C

Inauguración el 17 de octubre 2019 a las 20:00 hrs.

Jerónimo Maya Moreno (Madrid, 1984) estudió Bellas Artes en la Universidad Complutense (UCM) en Madrid y completó sus estudios en la Universidad Paris, completó un programa de dos años en la UCM en Performance y escenografía aplicada. Durante sus estudios de Bellas Artes, tuvo la oportunidad de asistir a un curso de grabado y estampación impartido por el reconocido artista español José Hernández.

En 2018, Jerónimo fue invitado al simposio de arte «Hakone Sengokuhara» en Hakone, Japón, por la Galería Sudo, donde pasó un mes creando una nueva serie de obras inspiradas en la cultura japonesa. Tres obras de esta serie hoy en día forman parte de una colección privada del patrocinador principal del simposio.

El interés real de su obra subyace en una sola pretensión: demostrar la realidad de lo onírico.

El desorden de la apariencia, esa es la cuestión. Pues en todo lo que se ve siempre existe un signo: la libertad, la justicia, el amor, un presagio, las malas intenciones, la ira, el engaño…Y cientos de miles de nombres fruto de la racionalidad que caracteriza al ser humano, que han forjado nuestra cultura desde el primer instante de nuestra propia existencia.

La particularidad de las líneas y los trazos determinan el mapa de sensaciones que conforman el cuerpo humano y son desvelados al espectador que se presenta ante la obra.

Entre líneas, saltos, silencios, curvas, manchas, color… Se descubre el subconsciente: donde el espacio y el tiempo no existe como matemática.

Nacen así las formas abstractas sin conciencia, vaporizadas, que se forman y deforman según los estímulos, horadando en la memoria como reminiscencias de un plano atemporal.

En el juego del ver y querer comprender existe la creación.

Todo lo que se puede ver y todo lo que se puede decir… NO es sólo una imagen.

Sin duda, este es el lema a discernir en la pintura del autor en cuestión.