FCO. JAVIER LOZANO VILARDELL “Da capo” Del 18 de octubre al 6 de noviembre de 2018 SALA C

FCO. JAVIER LOZANO VILARDELL “Da capo”

Sala C

Del 18 de octubre al 6 de noviembre de 2018

Fco. Javier Lozano Vilardell nace en Barcelona en 1959. Se cría en Madrid a partir de los cuatro años en el barrio de la Concepción. Empezó a pintar en la academia Peña, de la Plaza Mayor, mientras cursaba los estudios de Ciencias Políticas. Sus primeros pasos encontraron un sistema de formación muy orientado en la tradición, es decir en el aprendizaje del manejo de los valores y las relaciones cromáticas en contraste como medio para representar la realidad, entrenando su sensibilidad a partir de modelos.

En 1978 se traslada a Barcelona donde estudia escultura en la Facultad de Bellas Artes. Al mismo tiempo que conoce a un grupo de pintores que trabajan bajo las indicaciones del catedrático en pintura Narcìs Galià. Durante este período se adentra en la Modernidad a través del estudio de Cèzanne, los pintores impresionistas y postimpresionistas, para después interesarse por otros como los nabis, principalmente Gauguin y los fauves, especialmente Matisse.  En 1991 obtiene el grado de Doctor en Bellas Artes. Desde 1987 hasta nuestros días ejerce de profesor de escultura en la misma facultad. Su actividad artística es pluridisciplinar, continuando su actividad pictórica de manera paralela a la escultórica. Desarrolla una importante actividad investigadora dentro del campo de la escultura, en concreto en la realización de réplicas de patrimonio utilizando nuevas tecnologías, actividad que combina con la creación artística.

En el año 1992 retoma la pintura y siente la necesidad de abrirse a nuevos lenguajes utilizando el gran bagaje obtenido con el color frente a la naturaleza, para buscar y crear un mundo propio en el que color y estructura sean los dos pilares fundamentales. Es a partir de aquí que busca otros referentes que le acompañen en su búsqueda, encontrando alguno como Lucio Muñoz, el cual le ayuda a mantener a la intuición como principal motor o Juan Giralt, por el uso de la geometría y el color, así como por su superación de lo decorativo. También se fija en otros pintores por el uso que hacen del color, como por ejemplo Luis Gordillo, y en otros por sus soluciones técnicas como Peter Halley y Philip Taaffe.

Las pinturas presentadas, intentan conectar con los lazos rotos de la teoría del arte moderno, desde un punto de vista contemporáneo.“DA CAPO”

El tema es la pintura como gesto inmemorial y el estar en el mundo como pintor. Dentro del actual abanico de posibles, la pintura y en concreto la abstracción sigue mostrándose como un medio poderoso, válido y es presentada aquí como un instrumento dialéctico en el que entran en juego lo geométrico y las relaciones cromáticas.

El atributo más constitutivo del proyecto es la presencia de dos principios, uno creador y otro devorador o destructor. El resultado es siempre el enfrentamiento entre dos contrarios, es confrontación de intuiciones.

Ante la dificultad actual del qué pintar me basta el hecho de la obra hecha, que me sirve de camino para saber hacia dónde ir. Intentando mostrar una manera de concebir el mundo, de mostrar una visión personal a través de una pintura plana de concepción formalista. Y es esta visión la que se ordena al deseo de hacer visible, y evocar a través de lo visible. Proponemos un posible, un mundo como posible. Así, pintar es hacer presente lo visible, es expresar mediante el hacer lo sensible.

Este proyecto presenta una pintura centrada en todo lo que es propio del medio, creada después de aquella “abstracción redefinida” de los años 90. Se refiere a la abstracción sin ambiciones de estilo, ni respuesta en contraposición a otra, sino que su objetivo es servir de instrumento dialéctico entre formas y teorías diversas.

Esta selección de cuadros que se presenta son una mezcla de presión formal y libertad creativa. Esta pintura es uno de los actos que intentan esclarecer la vida del hombre en relación a su medio, avanzamos con ella hacia el descubrimiento del yo, nos creamos a través de ella formándonos y diferenciándonos y es a través de ella que hacemos visible aquello que no existía. Mostramos un diario íntimo, personal, compuesto de obras, las cuales nos hablan del proceso creativo, del enfrentamiento con el espacio bidimensional, vacío y blanco. Presentando por un lado la búsqueda de una verdad, de la belleza o el orden creativo dentro del caos de la existencia y por otro presentando una manera nueva de gobernar nuestra creatividad, revelando la forma en que se nos aparece un nuevo mundo y que de no ser por la pintura no conoceríamos.

En este proyecto existen algunos referentes icónicos, no explícitos o representaciones, más que por una búsqueda de lo absoluto por la necesidad de crear una nueva realidad. El tema queda desvinculado del cuadro, en el sentido del objeto estético, centrando la atención en el medio y en sus valores plásticos y estéticos, no habiendo, por tanto, espacio para la ilusión tridimensional.

Álbum de fotos en Facebook