DIEGO CANOGAR

SALA B – DEL 18 DE DICIEMBRE DE 2008 AL 25 DE ENERO DE 2009

Esta exposición no es retrospectiva, tampoco es una simple recopilación de esculturas mías realizadas en los últimos 5 años. Aquí presento una historia, una búsqueda que me ha llevado a investigar múltiples soluciones plásticas con las que me he topado, que me han ido acercando poco a poco a mi objetivo de resolver un problema inherente a mis piezas.
Creo que es imprescindible, para un escultor, el tener en cuenta si una solución plástica propia es escalable e incluso si es material y técnicamente viable ampliarla a escala monumental. En mis primeros años me he ido definiendo como escultor que dibujaba en tres dimensiones, lo que de alguna manera implicaba un paralelismo entre las varillas que usaba y las líneas o trazos de un dibujo. Esto ha condicionado profundamente mi aportación concreta a la escultura. Partiendo de las formas más simples de la geometría: cuadrados, triángulos, círculos, cubos y esferas; he creado un lenguaje plástico, en el que la materia era pura sugerencia. Construía con alambres estas formas y poco a poco iba engrosando los trazos, para permitirme mayores tamaños y lograr una mayor visibilidad, de cara a sacar piezas al exterior. Y es que este era mi mayor problema, que mis piezas se volvían casi invisibles en entornos abigarrados. Alrededor del año 2000, había desarrollado ya algunas series de piezas con las que cómodamente fui resolviendo en parte esta cuestión.

http://www.diegocanogar.com/

Galería de fotos

Álbum de fotos en facebook